Cura Tibetana del ajo macerado en aguardiente, la verdad





Hace décadas una tía materna mía, con obesidad clase II, rozando la III, para que nos entendamos, una mujer de 1´70 m de estatura con unos 140 kg de peso, comenzó a tomar unas gotas de un liquido verdoso antes de las comidas y sorprendentemente pocos meses después pesaba menos de 96 kg. ¿Milagro? ¿Que eran esas gotas verdes?, fue muy comentado en la época de los 90, la cura Tibetana del ajo macerado en alcohol, en la que dicen que hace milagros sin que tu tengas que hacer sobre esfuerzos: Dieta, Ejercicio... Pero yo vi mientras tomaba las gotas a mi tía dejar de comer y centrarse en ensaladas. Por lo tanto repito: ¿Milagro?

Esta es una antigua receta medicinal creada por los monjes budistas del Tíbet con el fin de aprovechar las características curativas del ajo, ya que tiene el poder de desintoxicar el cuerpo. Es una terapia de purificación eficaz para el tratamiento de enfermedades y perder peso de forma saludable.
Muchas personas han recurrido a esta cura por todos los beneficios que dicen tener, alegando que has de continuar con tu vida normal, sin hacer nada mas, y pierdes peso, cambias el metabolismo, ganas defensas, etc. Otros que la han tomado aseguran que no les ha pasado nada, que no funciona, de modo que para saber la verdad solo nos queda una opción: TOMARLA Y VALORAR POR NOSOTROS MISMOS.

Pero antes de ver como se prepara y en que consta, veamos sus milagrosos beneficios según el manuscrito Tibetano:

  1. Limpia el organismo de las grasas y lo libera de los cálculos depositados.
  2. Mejora el metabolismo y disminuye el peso del cuerpo llevándolo al peso normal (siempre que lo acompañemos de una alimentación correcta).
  3. Deshace los coágulos de sangre y vuelve más elásticos todos los vasos sanguíneos curando también la arteriosclerosis.
  4. Cura la isquemia, la sinusitis, la hipertensión y las enfermedades bronco pulmonares.
  5. Cura el diafragma y el miocardio enfermo.
  6. Hace desaparecer el dolor de cabeza.
  7. Cura la trombosis del cerebro, la artritis y la artrosis.
  8. Cura el reumatismo, la gastritis, las úlceras de estómago y las hemorroides.
  9. Absorbe todo tipo de tumores internos y externos.
  10. Cura los disturbios de vista y oído.
  11. En general todo el organismo se recupera.

Viendo esto como no vamos a probarlo pensamos, pero también tiene inconvenientes por lo que:

  • Las personas con un estómago muy débil o fácilmente irritable deberán observar cómo les sienta el remedio.
  • No deben tomarlo personas con úlceras intestinales.
  • En general, todas las personas que tomen alguna medicación (sobre todo si es “para no tener la sangre espesa”, es decir, aspirina o cualquier otro anticoagulante) deben preguntar primero al médico o especialista.
  • Según el manuscrito Tibetano esta cura solo puede realizarse cada 5 años, no especifican motivo alguno, ni nosotros lo comprendemos, pero pudiera ser debido a la potencia concentrada del ajo que pudiera hacer como quimioterapia una vez consumido, destruyendo tanto lo que hemos visto en en ventajas, como glóbulos blancos y rojos, haciendo peligrar nuestra salud si abusamos de ella.

Una vez ilusionados y precavidos, veamos lo facil que es hacer nosotros mismos esta cura milagrosa y su administración.

INGREDIENTES:

  1. 350 gr de ajos pelados (no indican si rojos o blancos, nosotros usamos los blancos)
  2. ¼ Litro (250 ml) de Aguardiente o alcohol de 70º de uso interno (digestivo).

ELABORACIÓN DE LA CURA TIBETANA:


  • Machacamos los ajos en un mortero (No cortarlos, ni triturarlos, machacarlos), nosotros como no disponíamos de mortero usamos un tenedor para aplastarlos y machacarlos.
  • Insertamos los ajos y el alcohol en un tarro con tapa y lo cerramos.
  • Dejamos macerar el tarro 10 días en la nevera.
  • Filtramos la maceración usando un colador de tela (lo venden por 2€ en los chinos).
  • El liquido filtrado lo guardamos en un tarro con tapa cerrado 2 días mas en la nevera.
  • Vemos como se ha separado el liquido en 2, lo removemos y metemos en un frasco con cuentagotas que podemos comprar en cualquier farmacia, este liquido siempre ha de estar refrigerado, y agitándolo antes de cada uso, ya esta listo para tomar.

MODO DE EMPLEO Y DOSIFICACIÓN:

  • Se toma en gotas (MUY IMPORTANTE) disueltas en un baso de agua siguiendo la siguiente tabla, hay quienes aseguran que se puede tomar con leche y zumo, nosotros probaremos con agua, ya que es la receta original Tibetana, lo otro es para apalear el mal sabor, pero puede dar otros resultados. Agitamos el frasco antes de usar, cargamos el gotero y 10 minutos antes de cada comida disolvemos la siguiente cantidad en un baso de agua y lo bebemos:
DIASDESAYUNOCOMIDA (Almuerzo)CENA
11 gota2 gotas3 gotas
24 gotas5 gotas6 gotas
37 gotas8 gotas9 gotas
410 gotas11 gotas12 gotas
513 gotas14 gotas15 gotas
616 gotas17 gotas18 gotas
717 gotas16 gotas15 gotas
814 gotas13 gotas12 gotas
911 gotas10 gotas9 gotas
108 gotas7 gotas6 gotas
115 gotas4 gotas3 gotas
122 gotas1 gotas25 gotas
Después de la cena del día 12 tomaremos siempre 25 gotas hasta terminar el frasco.

Hay que ser preciso en las tomas constantes, si te saltas una dosis no podemos saber si tendra otros resultados, no excedas las dosis, cuando comencé me resulto vergonzoso echar una sola gota en todo un baso de agua, pero créeme, la notas, es muy fuerte y se hace notar. No tomes doble dosis en la siguiente comida si olvidas una, no tomes la dosis durante o después de la comida, su efecto es absorbido por la sangre al estar el estomago vacío, si lo mezclas con otros nutrientes no sera efectivo.


OBSERVACIONES:

  • El frasco ha de estar siempre refrigerado, si vas de viaje o comes en el trabajo compra un gotero que puedas transportar, no dejes que le de la luz directa del sol, si hace mucho calor guárdalo en algún lugar que se mantenga fresco.
  • El color verde que adquiere es debido a los principios activos del ajo.
  • Puedes notar erupciones cutáneas, mareos o dolor de estomago, esto es debido a la potente acción del ajo en nuestro cuerpo con el estomago vacío, consulta a tu medico de cabecera si los síntomas persisten o se incrementan.

MI EXPERIENCIA CON LA CURA TIBETANA:

Ya que no todos somos iguales, y a cada uno nos puede sentar diferente una misma cosa, voy a realizar esta investigación desde el máximo rigor científico, como nos define:

Paciente 1:
  • Varón, 38 años, 1´80 m, 93´1 kg, 28´77 Indice de Masa Corporal.
  • Deporte medio (4 a 10 km al día de marcha deportiva, una media de 5 días a la semana, bicicleta o bicicleta estática, con mantenimiento regular de musculacion completa y estiramientos). 
  • Comida equilibrada (Menús diseñados por nutricionista para deportistas medios y realizados por catering privado)
  • Trabajo sedentario.
Día uno del tratamiento 28/06/2019
Día 12 del tratamiento 09/07/2019, fin de cuenta gotas, comienzo a la cena 25 gotas hasta acabar frasco. De momento los resultados no están siendo los anunciados, según las personas que dicen que funciona, ya debería haber perdido mas de 10 kg.
Día 30, 27/07/2019, aun queda medio frasco de tratamiento, pero el peso sigue igual, en la linea base, tras un mes de tratamiento ya deberían notarse cambios representativos, y lo único que noto es la dependencia que esta supuesta cura me hace tener, obligándome a llevar a todos lados el bote, y teniendo siempre el aliento con olor a ajo. Ni me siento mas enérgico, ni mas activo, ni con mas defensas, ni nada, comienzo a sopesar que es una tomadura de pelo, y que las personas que afirman haber tenido resultados milagrosos han sido victimas de su propia sugestión, autoconvenciendose a si mismos de que las mejoras obtenidas por sus dietas y sacrificios ha sido esto, en lugar de la realidad.

Día 56, 22/08/2019 Fin del tratamiento, he engordado un par de kilos, estando ahora mismo en 95, quizás es lo que tienen las vacaciones de verano, pero esta claro que esta cura tibetana lo único que me ha hecho perder son casi 2 meses de vida.

Mis conclusiones tras esta tortuosa experiencia, y digo tortuosa por tener que estar tanto tiempo pendiente de tomar las gotitas, llevarlo contigo a todos lados, vayas donde vayas, si estas en un restaurante pedir un baso de agua para echar esto que tu baso no sepa ni huela a ajo el resto de la comida, o tomarlo antes de salir y hablar con la gente con ese agradable aliento...

Pero como decía, mis conclusiones son bien sencillas, beber un baso de agua 10 minutos antes de las comidas ayuda al cuerpo a hacer la digestión, a despertar el organismo, hidratarse, eliminar obstrucciones y depósitos que han quedado arraigados en el, depurar y eliminar residuos orgánicos... En la cultura japonesa, por ejemplo, solo despertarse han de beber 1 litro de agua y esperar un par de horas antes de desayunar, el resto del día beben un baso siempre antes de las comidas.

Eso mezclado con los beneficiosos efectos del ajo, beneficios que se conocen desde tiempos inmemoriales, ya sea comiendo el ajo crudo, frito, cocido, en conserva... aportan 2 puntos muy positivos al cuerpo, y si a eso le añadimos alcohol, que junto al picante siempre ha sido un quema grasas natural, no todo alcohol, la mayoría de bebidas alcohólicas tienen una cantidad excesiva de azúcar, haciendo engordar rápidamente, pero aquí están usando aguardiente macerado, de forma que pierde casi todas sus propiedades alcohólicas y azucares, fermentándose y creando una levadura.

De modo que si bien es falso en una persona media el adelgazar, digo media porque cada cuerpo reacciona distinto a todo, quizás una persona con las defensas bajas y con un cuerpo débil puede perder peso o salud, para poder garantizar eso se necesitaría hacer el estudio este en diferentes pacientes, de diferentes tamaños, pesos y condiciones, pero no disponemos de voluntarios ni del tiempo necesario para controlarles y confirmar que toman las gotas a su debido tiempo y cantidad, sin olvidarlas ni un día, y que no cambian su conducta comenzando dietas o entrenamientos.

Seguramente si haya aportado beneficios al organismo, depurado, mantenido, combatido infecciones y virus, pero las analíticas tanto antes de comenzar como tras finalizar indican lo mismo, que soy una persona sana con todo en orden, seria interesante probarlo con alguien enfermo, con carencias, colesterol alto, etc... para ver si le mejoraría o no.

Si tu has probado esta cura te agradecería que comentases tus opiniones al respecto, que sentiste, si te hizo algo o si hiciste algo diferente.


Si te ha gustado nuestro articulo no olvides hacerte seguidor del Blog y suscribirte para ser el primero en leer los próximos, compartirlo con tus amigos y comentar aquí tus dudas y opiniones al respecto.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinion

ARTÍCULOS MAS POPULARES